Andrea Trepat y Juan Trueba estrenan ‘Intemperie’ en El Pavón Teatro Kamikaze

Teatro

Un reencuentro entre dos hermanos y un secreto de familia que amenaza con revelarse. Ese es el punto de partida de ‘Intemperie’, un inquietante texto escrito por Cristina Redondo que, bajo la dirección de Laura Ortega, se estrena el 4 de febrero 17 en El Pavón Teatro Kamikaze de Madrid con Andrea Trepat (‘Mar de plástico’, ‘El club de los incomprendidos’) y Juan Trueba (‘Luna, el misterio de Calenda’, ‘Al final todos mueren’) como protagonistas. La obra, que permanecerá en cartel en El Ambigú hasta el 22 de febrero 17, es la historia de un amor mal entendido, de una relación que desdibuja los límites del cariño.

“Siempre te gustaron los tipos diferentes, complicados”, le dice Jhonny (Juan Trueba) a Nita (Andrea Trepat) en un momento de ‘Intemperie’. Él desconoce por qué su hermana abandonó el hogar hace 13 años. Tampoco sabe por qué ha decidido volver ahora y reencontrarse con una familia con la que apenas ha mantenido contacto y de la que no sabe nada, salvo un oscuro secreto que Jhonny no recuerda o no quiere recordar.

La de Jhonny y Nita es una relación compleja. Ella se marchó hace tiempo y acaba de regresar para orquestar un encuentro familiar definitivo en su lujoso ático. Mientras esperan la llegada de los otros, los dos hermanos rememoran una infancia marcada por la omnipresencia del tío Lucas y un amor malentendido. Hace años que no se ven y los hermanos se cuentan la vida poco a poco. Se ríen, se rozan, se abrazan, cocinan juntos, se miran intentando reconocerse. La familia está por llegar, lo hará dentro de nada y, durante ese tiempo de espera, todo está orquestado, Jhonny y Nita se dirigen hacia un estado de intemperie, sin techo ni reparo alguno.

‘Intemperie’

Es la historia de un amor mal entendido, de la dulce venganza de quien no ha podido reconstruir su vida. “No decidimos cómo nos acercamos a nuestra familia. Podemos elegir, sin embargo, el modo en que nos alejamos de ella”, explica Cristina Redondo. “Hay quien incluso busca el modo de alejarse para regresar de nuevo. En ocasiones solo la venganza o la redención definitiva pueden salvar a alguien de su dolor. El viaje a la madurez transformado en pesadilla. De todo esto habla ‘Intemperie’, cuenta la autora.

“¿Dónde están los límites en el amor? ¿Y en la moral? Curiosamente son dos palabras hermanas”, se pregunta la directora Laura Ortega. “Johnny y Nita son dos huérfanos emocionales, han aprendido que quererse es también hacerse daño. Sus juegos infantiles ahora hacen heridas. Porque no importa cuánto tiempo, cuántas cosas hayan pasado, siguen teniendo 11 y 14 años y se siguen quedando igual: perplejos, muertos de miedo.”  

Más información y venta de entradas: http://teatrokamikaze.com

Deja un comentario