Moving Cinema

Proyecto ‘Moving Cinema’, el “otro” Festival de Cine de Sevilla

Audiovisual

Comprometido con el desarrollo en las nuevas generaciones de espectadores de una mirada crítica e inconformista, inquieta y abierta de miras, el Festival de Sevilla (SEFF) mantiene una apuesta firme que le singulariza en el universo de certámenes de cine europeos y mundiales. Educar y estimular la cinefilia de los más jóvenes mediante una programación especializada, talleres, charlas y actividades paralelas que recorren de forma transversal el día a día del festival es, también, una necesaria estrategia que mira al futuro.

La redefinición que el pasado año llevó a cabo el Festival, disociando la Sección Europa Junior en Cinéfilos del Futuro (para un público de entre 12 a 19 años) y Europa Junior (para espectadores de 3 a 12 años), fue un éxito, con una importante participación de centros escolares en el programa y con más de 25.000 jóvenes participantes, que pudieron profundizar en el lenguaje cinematográfico gracias a estas proyecciones, dirigidas a colegios e institutos, pero también a los más de 180 talleres formativos y a los encuentros entre los chicos y los cineastas que presentaron sus películas en ambas secciones.

Ambas secciones constituyen un festival en sí mismas, por el número y la calidad de títulos, y por todas las actividades que se llevan a cabo a su alrededor. Las dos llegarán tras el récord de asistencia (más de 26.000 espectadores) del año pasado, que aumentaba en un 7% los datos de 2016, y triplicaba la concurrencia a las mismas desde 2012. Para este incremento de público fue clave la participación de centros escolares, más de 180, y la labor del Departamento de Programas Educativos (áreas de Educación, Participación Ciudadana y Edificios Municipales) del Ayuntamiento de Sevilla, y la colaboración de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

En estas iniciativas, el Festival de Sevilla cuenta, además, con la colaboración de FILMIN, la plataforma de cine online, que pone a disposición de profesores y alumnos las películas ganadoras y nominadas a las últimas ediciones de los EFA Young Awards de los Premios de Cine Europeo.

El cine se mueve

Además, el Festival de Sevilla ha sido pionero en España en poner en marcha el programa europeo ‘Moving Cinema’: en su cuarto año, mantiene el objetivo de acercar la producción europea de autor a los adolescentes, definiendo metodologías y estrategias para que sean capaces de apreciar las manifestaciones cinematográficas más diversas, ofreciendo herramientas para convertirles en espectadores autónomos y con criterio. Además, esta actividad da un paso más con una acción pionera en un evento como este: crear un grupo de jóvenes programadores, una docena de chicos de entre 15 y 18 años, a los que se da la responsabilidad de decidir uno de los títulos incluidos en la programación del Festival. Después, ellos mismos difunden la proyección, la presentan y moderan un encuentro con el director del film.

Moving Cinema
Los Jóvenes Programadores (Drch.a a Izda.) Marina Selva, Alicia Rodríguez y Valentín Párraga

A través de sus acciones, Moving Cinema construye una importante red con festivales, salas de cine y espacios de exhibición, centros educativos e instituciones, que trabajan juntos para la formación cinematográfica de los jóvenes. En Sevilla, se pone en marcha con la colaboración de la asociación A Bao A Qu (responsable del programa ‘Cine en curso’, colaboradora de entidades como el CCCB, la Filmoteca de Catalunya, el MACBA, el CGAI o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía).

Moving Cinema

Una de las novedades de esta 15 edición reside en la colaboración del Festival de Sevilla con la ECAM (Escuela de Cine de Madrid), a partir de varias actividades educativas dentro de su programa de alfabetización audiovisual a nivel nacional. El cineasta Fernando Franco (Goya por ‘La herida’) ha diseñado un taller de narrativa y montaje audiovisual que impartirán Amanda Rodríeguez y Pablo Barce, y que contará con varias sesiones, con el objetivo de hacer un análisis fílmico de la narrativa, montaje y puesta en escena del cortometraje ‘Cachorro’ (producido por la ECAM, y premiado en festivales como el de Málaga).

Una programación muy completa

Más de 20 largometrajes y una sesión de cortos formarán parte de la programación que el Festival de Sevilla dirige a los niños y adolescentes andaluces, que decidirán con sus votos los premios de Europa Junior y de Cinéfilos del Futuro. Dos secciones que, además, crean un lugar de debate, formación y convivencia, a partir de herramientas didácticas de que se ponen a disposición de profesores y alumnos. Además, algunas de estos trabajos se incluirán en sesiones de fin de semana enfocados para ver en familia.
Seis largos y una sesión de cortometrajes formarán las propuestas para niños de 3 a 12 años: en esta selección de títulos de Europa Junior predomina la animación en distintas vertientes. Desde Dinamarca llegarán ‘Next Door Spy’, de Karla Bengtson, y ‘La increíble historia de la pera gigante’, dirigido por Amalie Næsby Fick, Jørgen Lerdam y Philip Einstein Lipski. La primera, ópera prima de su directora, sigue los pasos de una detective de 10 años tras la pista de un misterioso skater, y llega con el aval de su paso por varios festivales especializados en animación. En la segunda, con un Premio Robert (de la Academia Danesa) en el bolsillo, reina la imaginación, con piratas, fantasmas, islas desiertas… y una pera gigantesca.

El reino animal como espejo de nuestra realidad vehicula otras cuatro películas: la alemano-belga ‘Marnie’s World’, de los hermanos Christophe y Wolfgang Lauenstein (ganadores de un Oscar por el corto ‘Balance’), versiona el cuento de los Grimm ‘Los músicos de Bremen’. La británica ‘Strike’, de Trevor Hardy, convierte a un topo en el líder de un equipo de fútbol. La francesa ‘Ernest y Célestine en invierno’, de Jean-Christophe Roger y Julien Chheng, recupera a dos personajes ya conocidos en los libros de Gabrielle Vincent y en una película previa (‘Ernest & Célestine’ fue premiada en Cannes, nominada al Oscar y ganadora del Cesar a Mejor Película de Animación), y ofrece las nuevas aventuras de un oso patoso y una inteligente ratita que viven una insólita amistad. Lejos de la animación, la también francesa ‘Gastón el Gafe’, de Pierre François Martin-Laval, adapta el cómic de André Franquin, el creador de Spirou, y cuenta las peripecias de un joven, becario en una empresa, a la que lleva sus peculiares inventos en compañía de su gato y de su gaviota.

En lo que respecta a la sesión de cortos, se ofrece un ecléctico programa que busca descubrir que la animación es muy variada en cuanto a técnicas (pixelación, collage, ilustración, plastilina, combinación de imagen real y sintética…) y que el contenido para niños no necesariamente tiene que ser cómico. Lo componen ‘Le petit bonhomme de poche’, ‘Mr. Night Has a Day Off’, ‘Awaker’, ‘Au revoir Balthazar’, ‘Goats’ y ‘Ethnophobia’.

En este sentido, el #15FestivalSevilla estrenará sesiones especiales de cortos dirigidos a los más pequeños, menores de 3 años. Se trata de proponer un camino hacia la narrativa a partir de patrones musicales y rítmicos. Algunos de los cortos no tienen argumento. El programa comienza con piezas animadas donde lo importante es el ritmo y la repetición para ir desarrollando ideas más argumentales hasta derivar en la fábula. La forman ‘Vaselka’, ‘Piccolo concerto’, ‘The Last Leaf’, ‘La bataille de San Romano’, ‘Třešnový strom’, ‘Der kleine Vogel und die Raupe’ y ‘Cloud and the Whale’.

El futuro es de los adolescentes

Pensada para jóvenes de 12 a 19 años, Cinéfilos del Futuro, por su parte, incluye 17 largometrajes, algunos de los cuales participan también en otras secciones competitivas del #15FestivalSevilla. Tres de ellos son españoles: ‘Jaulas’, o la dramática huida de su casa de una mujer y su hija, es la ópera prima del sevillano Nicolás Pacheco, y cuenta con Estefanía de los Santos, Belén Ponce de León y Antonio Dechent como protagonistas. ‘El silencio de los otros’ y ‘Morir para contar’ usan el formato documental para hablar, respectivamente, de memoria histórica y de periodismo de guerra. Uno, coproducción entre España y USA codirigida por Almudena Carracedo y Robert Bahar, fue Premio de Público en el Festival de Berlín, da voz a supervivientes de la represión franquista que llevaron su causa hasta Argentina en su búsqueda de justicia. El otro, firmado por Hernán Zin, habla de aquellos hombres y mujeres que arriesgan sus vidas para cumplir con su trabajo y contar lo que ocurre en los conflictos bélicos que cubren.

Los Cinéfilos del Futuro conocerán y valorarán cuatro formas de abordar la animación para contar historias de profundo calado: el conflicto palestino en ‘The Tower’, de Mats Grorud, y ‘Samouni Road’, de Stefano Savona; la Guerra de los Balcanes en ‘Chris the Swiss’, de Anja Kofmel, o el genocidio camboyano en ‘Funan’, de Denis Do. Y una quinta, mucho más lúdica, que mezcla acción trepidante y múltiples guiños al mundo del arte: ‘Ruben Brandt, Collector’, de Milorad Krstic.

Y los adolescentes se podrán sentir más o menos reflejados o representados en los personajes protagonistas de ‘Wallay’, de Berni Goldblat (sobre un joven francés al que su familia envía a su país de origen, Burkina Fasso, para hacerse un hombre); ‘Old Boys’, de Toby MacDonald (que reinterpreta ‘Cyrano de Bergerac’ en una love story adolescente); ‘Float Like a Butterfly’, de Carmel Winters (ganadora del premio FIPRESCI en Toronto, y que cuenta la lucha de una chica por ser boxeadora en la Irlanda de los años 60); ‘Obey’, de Jamie Jones (o el romance entre un chico recién salido del reformatorio y una okupa); ‘Two for Joy’, de Tom Beard (o el viaje que debe unir a una madre depresiva, a la que interpreta Samantha Morton, con su dos hijos); ‘Michael Inside’, de Frank Berry (película multipremiada en Irlanda sobre un muchacho que flirtea con repetir los pasos de su padre y acabar como él en la cárcel); ‘Jellyfish’, de James Gardner (sobre una joven que encuentra en los monólogos y los escenarios su perfecta terapia contra su convulsa vida familiar); ‘La fête est finie’, de Marie Garel-Weiss (que relata la hermosa y pétrea amistad que se forma entre dos adictas internas en un centro de rehabilitación), y ‘Fauves’, de Robin Erard (o la peripecia de un adolescente rebelde que quiere huir del yugo de sus tutores legales, en un film con ecos del giallo italiano).

Más info: SEFF

Deja un comentario