lun. Oct 21st, 2019
Penélope Cruz

Penélope Cruz, Premio Donostia del 67 Festival de San Sebastián

La actriz recibió el galardón honorífico más importante del Festival de San Sebastián de manos de Bono (U2) en una ceremonia sorpresa.

Penélope Cruz (Madrid, 1974) recibió el tercer Premio Donostia de la 67 edición de manos de Bono, el cantante de U2, en el transcurso de una gala que tuvo carácter de sorpresa tanto para la homenajeada como para el público. El Festival de San Sebastián ha distinguido de este modo a la actriz española de mayor reconocimiento  internacional que, además, ha sido la imagen del cartel de la edición. En las últimas semanas, la organización del Festival ha mantenido en absoluto secreto la identidad de la persona que entregaría el galardón a Penélope Cruz en el Kursaal. El objetivo era que la actriz no supiera que su buen amigo Bono, a quien en 2017 ella concedió el premio Los40 Golden Music Award, estaría en San Sebastián para  participar en la gala. El músico irlandés fue presentado de modo sorpresa  por José Luis Rebordinos, director del Festival, y descendió por el patio de  butacas hasta llegar al escenario y fundirse en un abrazo con Penélope Cruz. «La vida de Penélope en la pantalla me fascina porque trata del drama de la  familia. Los artistas como nosotros, como yo, nos perdemos en nosotros mismos.  Penélope se pierde en los demás. Por eso nos perdemos en ella», ha declarado  Bono. 

El público ha dedicado a la actriz una cerrada  ovación que se prolongó por espacio de varios minutos. Tras reconocer que no se  esperaba la sorpresa y declarar su amor a Bono, Cruz confesó que siempre fue «una gran soñadora». «Desde niña tuve conciencia de que soñar despierta era la mejor manera de modelar un futuro posible siempre que la suerte te acompañe en ello», ha afirmado. Sus sueños de infancia eran ser madre y actriz y después de  tantos años de trabajo, su amor por la profesión «no hace más que crecer». «Este oficio te regala momentos en los que el alma vuela, necesitas desprenderte de tu ego para comprender todas esas diferentes y fascinantes  vidas y entregarles a cada una de ellas toda la dignidad y respeto que  merecen», ha señalado. Además, ha expresado su «agradecimiento infinito» ante un premio que dedicó a sus padres, que siempre le brindaron su apoyo, y a  los directores que han confiado en ella, entre los que citó a Pedro Almodóvar, Bigas Luna y Fernando Trueba. También se acordó de profesores como Juan Carlos  Corazza o Cristina Rota y de su representante Katrina Bayonas, pero el momento más emotivo fue cuando dedicó el Premio Donostia a sus dos hijos y a su marido  Javier Bardem, presente en la sala y que también estaba «incluido» en su sueño. Antes de finalizar su discurso, ha abogado por «cuidar y proteger este hogar común que es el mundo» para dar a los niños de hoy «razones de sobra para seguir soñando», y también ha expresado su repulsa  contra la violencia machista. «En lo que llevamos de año ya son 44 mujeres asesinadas por violencia de género y desde 2003, las víctimas mortales son más  de mil sólo en nuestro país. ¿Cuántas serán en el mundo? Cuando una mujer  encuentre la fuerza gigantesca que se necesita para contar lo que se vive en  una situación así, espero que la escuchen a la primera y no cuando ya sea demasiado tarde», ha finalizado. Penélope Cruz, de 45 años, es la actriz más joven en recibir el Premio Donostia –Ewan McGregor fue el actor que más temprano lo obtuvo a la edad de 41 años-. Ha recibido un Oscar y un Bafta por su papel como mejor actriz de reparto  por Vicky Cristina Barcelona (Woody Allen,  Zabaltegi-Perlas 2008); tres premios Goya por sus trabajos en La niña de tus ojos (Fernando Trueba, 1998), Volver (Pedro Almodóvar, Gran Premio Fipresci  2005) y Vicky Cristina Barcelona; el premio colectivo a la  mejor interpretación femenina en el Festival de Cannes (Volver), el César honorífico y la Medalla de Oro al  Mérito en las Bellas Artes (2018), entre otros muchos galardones. Tras la ceremonia ha tenido lugar la proyección de Wasp Network (La Red Avispa), película dirigida por Olivier Assayas que la actriz española protagoniza. El filme, cuyo estreno mundial tuvo lugar en el último Festival de Venecia, es una coproducción entre Francia, Brasil, España y Bélgica. Junto a Penélope Cruz, en su reparto figuran Edgar Ramírez, Gael García Bernal, Wagner Moura, Ana de Armas y Leonardo Sbaraglia, entre otros intérpretes. La película se centra en una red de espías cubanos que a finales de los años 90 fueron apresados en EEUU, acusados de espionaje y asesinato. 

Penélope Cruz recibe el Premio Donostia. Fotos: Festival San Sebastián

LAS PALABRAS DE PENÉLOPE

«Quería dar las gracias al Festival de San Sebastián y a José Luis Rebordinos. Recibir un premio tan importante como este es la mejor ocasión para dar las gracias. Yo siempre fui una gran soñadora. Desde niña tuve conciencia de que soñar despierta era la mejor manera de modelar un futuro posible siempre que la suerte también te acompañe en ello.
Los sueños en mi infancia eran principalmente dos: poder algún día convertirme en madre y poder dedicarse a lo que ha sido mi pasión desde que era una niña: la interpretación. Para mí interpretar siempre fue una necesidad. Después de todos estos años dedicándome a ello, mi respeto y mi amor por esta profesión no hace más que crecer. Este oficio te regala momentos en los que el alma vuela, necesitas desprenderte de tu ego para comprender todas esas diferentes y fascinantes vidas y entregarles a cada una de ellas toda la dignidad y respeto que se merecen.

Han pasado muchos años desde que esa niña se preguntaba si alguno de sus sueños se llegaría a cumplir. Siento que algunos de los más importantes sí se han cumplido. Cada día me despierto con un agradecimiento infinito por todas las personas que me han ayudado en este camino empezando por mis queridos padres, por su amor y su apoyo, por no invalidarme nunca y por darme una libertad que ahora sé que no debió ser fácil. Gracias, mamá, y papá, donde estés, gracias.

Mi querido Pedro, mi querido Bigas lunas, mi querido Fernando Trueba, y a todos los directores que han confiado en mí y me han enseñado tanto. Gracias a mis maestros Juan Carlos Coraza y Cristina Rota, y a Katrina Bayonas, por tantas cosas.

Le dedico este premio a mis dos preciosos hijos y a mi marido Javier, el compañero de viaje más maravilloso que se puede tener, y sí, él también estaba incluido en mis sueños y está aquí conmigo. Gracias.

Entre todos podamos cuidar y proteger este hogar común que es el mundo y demos a los que ahora son niños razones de sobra para seguir soñando, un mundo en el que nos demos cuenta de que una vez por todas que todos somos uno.

Quiero acabar con algo que no tiene mucho que ver con el cine, pero el cine siempre tiene que ver con la vida.

A las actrices nos preguntan constantemente si creemos que la situación de las mujeres en términos de igualdad está mejorando. Yo solo puedo contestar que en lo que llevamos de año en nuestro país ya son 44 mujeres asesinadas por violencia de género, y las víctimas mortales desde 2003 son más de mil en nuestro país. ¿Cuánto serán en el mundo? Espero que cuando una mujer encuentre la fuerza gigantesca que se necesita para contar lo que se vive en una situación así, espero que la escuchen a la primera y no cuando ya sea demasiado tarde.» Gracias.

Fotos y Fuente: Festival San Sebastián.
Vídeo: Julien Rose y Yon Murua.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies