‘Guardián y verdugo’ por Jaime Fernández Palacios

Cine

 

“Guardián y verdugo” está dirigida por Oliver Schmitz, reconocido director televisivo y responsable a su vez de uno de los episodios de “París, je t’aime”. Ha sido producida por Brian Cox y Anant Singh. Filmax se encargará de su distribución, llegando a nuestros cines durante el primer trimestre del próximo año 2017.

La protagonizan Steve Coogan (Philomena), Andrea Riseborough (Birdman) y Garion Dows como joven actor debutante. Completan el reparto Robert Hoobs (Invictus), Deon Lotz (Mandela: del mito al hombre) y Brett Williams (Momentum).

“Guardián y verdugo” fue una de las ganadoras al premio del público dentro de la sección Panorama del Festival Internacional de cine de Berlín 2016. Ha sido seleccionada en el Festival Internacional de cine de Shanghai, Festival de cine de Sidney y Festival de cine Internacional de Edimburgo.

Sinopsis: En 1987, 164 personas fueron ejecutadas en el corredor de la muerte de Pretoria, Sudáfrica. Jon Weber es el abogado encargado de defender ante un juez a Leon Labuschagne, un joven guardia de la prisión de máxima seguridad de Pretoria traumatizado por todas las ejecuciones que ha presenciado. La cinta está basada en hechos reales, en la novela homónima de Chris Marnewick. Esta es la historia que puso la pena de muerte en duda y cambió la historia.

El activista pro derechos humanos John Weber (Steve Coogan) y defensor de condenados a muerte en Sudáfrica es el único abogado que se alzará en defensa del joven reo de 19 años que aguarda en el corredor de la muerte porque cometió un inexplicable acto de violencia –matar a siete hombres negros acribillados a bocajarro-, el resultado del juicio y la sentencia del tribunal parecen una conclusión inevitable: pena de muerte. Parece un caso imposible de ganar, pero a medida que el juicio avanza, Weber pondrá en duda todo el sistema judicial. El crimen quizás podría ser evidente, pero sus razones menos…

Se trata de una película bien hecha con muchos detalles y matices. Destaca el enfrentamiento interpretativo entre el abogado defensor y la fiscal del Estado Kathleen Marais (Andrea Riseborough), en una intensa batalla judicial. También Garion Dows (Leon) cumple muy bien con su papel. Y en general la historia de la cinta está bien narrada, tiene buen ritmo, y combina correctamente los flashbacks salidos de la atormentada mente de Leon Labuschagne con el presente del juicio. Oliver Schmitz entremezcla muy bien lo emocional con el drama sobre la pena de muerte en Sudáfrica, con todas las connotaciones sociopolíticas que ello conlleva en aquel país y en aquella época (apartheid).

La cinta llegará a los cines españoles el 3 de marzo de 2017 y tiene una duración de 106 minutos.

Jaime Fernández Palacios.

Deja un comentario