vie. Jul 19th, 2019
Podología

¿Qué es la podología?

Se trata de una profesión sanitaria regulada cuyo ejercicio profesional requiere de la posesión del título oficial de Grado en Podología (art 2.9 del RD1393/2007). Esto conlleva realizar estudios universitarios basados en el aprendizaje teórico/práctico en todos los ámbitos de nuestra profesión, la cual está fundamentada por el conocimiento adquirido por el método científico.

¿Cuáles son las competencias de un podólog@?

La podología es una profesión con un gran campo de actuación, el cual suele ser desconocido por una gran parte de la sociedad. Según el punto tercero del Apartado 3 de la Orden CN 728/2009, los estudiantes de grado de podología, se cita textualmente: “Deben obtener la capacidad, habilidad y destreza necesaria para diagnosticar, prescribir, indicar, realizar y/o elaborar y evaluar cualquier tipo de tratamiento podológico, ortopodológico, quiropodológico, cirugía podológica, físico, farmacológico, preventivo y/o educativo, basado en la historia clínica”.

Muchos pacientes, cuando entran a nuestras consultas, creen encontrarse a un “callista, pedicuro, etc”, términos que deberían catalogarse tan anticuados como el de “cirujano barbero” de la edad media, que tan pronto te trataba del mal de ojo, como te arrancaba una muela o te apuntaba un dedo necrosado. La realidad actual en muy distinta, y más en España, siendo de los mejores países en cuanto asistencia podológica. Sin embargo, aún queda mucho que hacer, como la integración del podólogo en el sistema sanitario público.

Podología

Existe una gran variedad de competencias profesionales en podología, más allá de quitar callos y cortar uñas. Un claro ejemplo son la prescripción farmacológica y ortopodológica, así como la cirugía podológica. El podólogo junto con médicos y odontólogos, son los únicos profesionales capacitados para la prescripción de fármacos. Además el podólogo puede tratar dolencias en todos los niveles del cuerpo que pueden tener lugar debido a una mala mecánica podal, así como llevar a cabo cualquier cirugía del pie, de tejidos blandos u osteoarticulares. Sin excepciones.

Por tanto, cabe destacar que la podología es una profesión sanitaria regulada, cuyos profesionales han de realizar estudios universitarios, siendo una profesión con un gran campo competencial, pese a ser una figura sanitaria desconocida para una gran parte de la sociedad. Por ello, los podólogos debemos darnos a conocer para poder aportar una asistencia sanitaria completa y de calidad superior.

Alberto Real Ramiro

Los últimos posts de Alberto Real (Ver todos)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies