lun. Oct 21st, 2019
La planta 17

La planta 17

Acabo de dejar la Presidencia de la Comunidad de mi finca. No es que haya dimitido, es que es un cargo rotativo y sin retribución. Por el bien común.

Durante “mi administración” han sucedido cosas peregrinas. La más curiosa, no obstante, ocurrió con la chocante petición de algunos vecinos. Resulta que los de la planta 17 de nuestro bloque, pomposamente llamado «España», querían dejar de pagar los recibos comunitarios, abrir una puerta desde el descansillo al bloque contiguo, pomposamente llamado «Europa», para así poder entrar y salir libremente por cualquiera de los dos accesos. Claro que pretenden que sigamos con el mantenimiento de las escaleras que llevan hasta su planta y con los servicios de ascensores, luz, agua y electricidad como hasta ahora.

Les he comentado que con la ley en la mano (la sencilla Ley de la Propiedad Horizontal) eso lo tiene que aprobar el conjunto de la Comunidad del Edificio España por mayoría. Y, además, los del Edificio Europa no están por la labor de dejarse abrir una puerta colindante, ya que corren el riesgo de que otros edificios de su entorno pretendan hacer lo mismo. Con el agravante de que ambos bloques, como todos los que forman el complejo en el que vivimos, comparten ya zaguán, vestíbulo, escaleras de distribución, zonas ajardinadas, polideportivos, salón social y otros servicios, por lo que no habría ninguna ventaja nueva para los vecinos de la planta 17.

Argumentan que tienen derecho a decidir entre ellos y que si no se les permite hacer una consulta aislada, sin contar con los demás, es porque no respetamos la libertad de expresión ni creemos en la democracia y somos unos fachas.

Democracia es el gobierno del pueblo, no de una parte del pueblo, les he dicho. Pero me contestan que están hartos de que les suban los olores a ajo, aceite, paella y cocido de los pisos «inferiores» y que, ya que no pueden llevarse sus pisos a otra ubicación, al menos pretenden limitar la dimensión de nuestro bloque a 16 plantas reales más una de realidad virtual.

El caso es que se han auto reconocido la autoridad moral y legal suficiente para realizar su “mini-junta”. Del coeficiente del 6,3 que representa a toda la planta, el 1,8 ha declarado que desea abrir una puerta directa al Edificio Europa. Algo así como el 30%, lo que ha sido inmediatamente proclamado como un gran éxito y una rotunda victoria de las tesis “oficialistas”.

La opinión del Edificio Europa ha sido expresada por activa y por pasiva en el sentido de que, si se llega a abrir esa puerta, ellos pondrán un cierre metálico en su lado para evitar que la susodicha entrada trasera tenga ningún efecto práctico. Después preguntarían a los demás bloques si les parece bien y, con uno sólo que diga que no, la verja seguiría cerrada.

Y lo mas gracioso es que es verdad.

Ángel Arribas.

Ángel Arribas

Ángel Arribas ha sido Jefe del Departamento de Informática y Profesor en la Universidad Antonio de Nebrija, así como miembro del equipo docente del Instituto de Empresa (MBA, MBAI).En el ámbito profesional ha desempeñado puestos de alta responsabilidad en numerosas empresas internacionales: Manager Information System del Grupo Meliá y Manager Development System de American Express España, entre otros.

Latest posts by Ángel Arribas (see all)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies