‘Si Dios quiere’: manual de vicios y errores de las comedietas actuales

Cine

Ante usted podrá ver las instrucciones necesarias para crear una comedia de tres al cuarto. No se preocupe, no es difícil: solo hay que creer en ello.

Primero, concédale una serie de personajes estereotipados, con unos actores cualquiera. Pueden tener don para la comedia, o incluso puede que tengan un poso demasiado teatral. En todo caso, no se preocupe: con que sepan demostrar un mínimo de virtud cómica vale.

Segundo, no se olvide de la dirección. Márquela bien, déjelo todo claro, aunque eso signifique destrozar todo el tempo del guion, el oficio de los personajes o la escenografía. Aquí importan dos cosas: el dinero y dejárselo clarito al espectador.

Y podríamos seguir, pero no hay ánimo de descuartizar más una película que recuerda a los peores hábitos de la comedia actual, la más casposa, la más rancia, que dura más de una hora y donde se repiten los mismos vicios y posos del género.

Lo que queda después, la segunda mitad, tan solo hace una función de salvar los muebles, apoyándose más en la ternura y el cambio de los personajes hacia algo más humano. Sin embargo, los constantes vicios y manuales de comedia que hace Vitorio Gassman pueden con las virtudes de una película que, por desgracia, debería haberse tomado más en serio.

‘Si Dios quiere…’ se estrena el 10 de Junio de 2016.

Carlos Martínez.

Deja un comentario